Siete preguntas para realizarse antes de casarse

Antes de endeudarse para la fiesta del matrimonio, el viaje de luna de miel o para amoblar la nueva casa, es importante que hablé con su pareja sobre cómo son sus finanzas y sus costumbres económicas.

Siete preguntas para realizarse antes de casarse Siete preguntas para realizarse antes de casarse

La discusión sobre temas financieros es a menudo la principal causa de problemas matrimoniales, por eso los especialistas en finanzas personales recomiendan hacerse una serie de preguntas y hablar claramente el tema con la pareja, antes de dar el sí.

Según Robert Stammers, director de Educación a Inversionistas de CFA Institute, asociación global de profesionales de inversiones, las parejas en muchos casos piensan primero en adquirir deudas para fiestas de matrimonio, viajes de luna de miel, incluso para amoblar sus casas, sin saber cómo son las finanzas y las costumbres económicas del otro.

Por esto, las parejas pueden estar adquiriendo compromisos que no van a poder cumplir.

De acuerdo con el experto, antes de dar el sí, siéntese y hágase las siguientes preguntas con su pareja:

1- ¿Vamos a unir nuestras finanzas o las gestionaremos por separado?

No hay ninguna evidencia de que una forma funcione mejor que la otra. Muchas parejas deciden juntar su dinero en una sola cuenta, la clave está en mantenerse organizado y disciplinado en el manejo de sus finanzas. Si cada una de las parejas va a manejar sus propias finanzas, es bueno crear un presupuesto detallado que incluya no sólo sus gastos mensuales, sino también sus metas de ahorro.

2- ¿Cuál es nuestra situación de crédito?, ¿Alguno de la pareja o los dos necesita alguna reparación de crédito?

Revise su reporte de crédito cada año. Su situación de crédito puede tener una influencia sobre la forma en que se estructuran sus cuentas de crédito. Si alguno de los dos tiene muy buen crédito, entonces abrir cuentas conjuntas puede ayudar a construir un buen historial crediticio con el tiempo. Si ninguno de los dos tiene un buen crédito, entonces es necesario trabajar en conjunto para construir un buen historial crediticio antes de solicitar préstamos.

3- ¿Cómo se van a financiar las deudas que alguno de los dos llevará al matrimonio?

Desarrollar un plan específico de cuándo y cómo se tiene previsto pagar la deuda es importante para evitar que se salga de control. El retorno del pago de la deuda es igual a la tasa de interés, así que considere pagar las deudas con una tasa de interés más alta primero. El retorno será mayor de lo que realmente puede esperar de su cartera de inversiones.

4- ¿Cuáles son nuestras metas de ahorro y qué hacemos con los ahorros adicionales que provienen de unir ambas cuentas de los dos conyugues?

Una de las ventajas de unir ambas cuentas es que se crean beneficios que llevan a generar ahorros. Si no se determina qué hacer con el ahorro extra, fácilmente se puede convertir en un pretexto para gastar ese dinero. Muchos recién casados se pierden la oportunidad de invertir al principio de su matrimonio porque no son proactivos con el ahorro.

5- ¿Cuáles son nuestros objetivos y preferencias de inversión? ¿Vamos a invertir a través de cuentas individuales o conjuntas?

Se debe decidir con anticipación cuáles son las metas financieras a largo plazo y cómo se planean lograr. Además de las metas a largo plazo como pareja, se deberán poner de acuerdo sobre la tolerancia al riesgo combinado y otras preferencias de inversión.

6- ¿Quién de los dos asumirá la responsabilidad de administrar las inversiones?

Una vez que hayan determinado sus metas a largo plazo entonces pueden decidir quién es el más adecuado para gestionar las inversiones. Si uno de los dos va a ser considerablemente responsable de las inversiones, podría tener sentido contratar a un asesor financiero que les lleve la responsabilidad fiduciaria de los dos. Esto puede reducir el riesgo de que si se llegara a deteriorar la relación afectara adversamente sus inversiones.

7-¿Cómo pareja comparten la misma filosofía y el mismo nivel de conocimiento acerca de las inversiones? ¿Deberíamos tener un asesor financiero?

Los recién casados pueden llegar a la conclusión que como familia tienen ahora diferentes filosofías sobre invertir a las que tenían cuando estaban solteros.

Si uno de los dos tenía a un asesor de inversiones, decidan como pareja si su asesor es apropiado para gestionar sus inversiones de pareja en el futuro. Una de las tareas de este asesor es ayudarlos a diseñar una cartera que les permita alcanzar los resultados deseados de la inversión dentro de los parámetros de riesgo y otras restricciones de inversión. Una vez que se tomó la decisión de usar los servicios de un asesor de inversiones, es bueno tener citas regulares con él.

La clave para reducir la tensión en torno a cuestiones de dinero es comunicarse abiertamente y crear un plan para lograr las metas financieras. Estas preguntas que propone el CFA Institute le ayudarán a determinar por adelantado sus objetivos financieros combinados y preferencias de inversión. De esta manera, se puede comenzar a tomar mejores decisiones sobre su dinero y las inversiones en pareja.

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.