Indicadores Financieros

Emprendedores

Siete NO al momento de crear empresa. Foto: Archivo Semana

Foto: Archivo Semana

Siete NO al momento de crear empresa

Si usted está pensando en iniciar o unirse a un nuevo negocio, FinanzasPersonales.com.co le enumera siete cosas que debe evitar para no fracasar en el intento.

Según Confecámaras, entre enero de 2009 y agosto de 2010 se habían creado 72.221 empresas. Estas estadísticas demuestran que el sector de la pequeña empresa ha visto un aumento de la actividad.

Tenga en cuenta los siguientes siete consejos si usted está pensando en unirse o ya está dentro de este importante número de emprendedores:

1. NO se deje llevar por los ciclos económicos. Muchos trabajadores ven las difíciles condiciones económicas como el tiempo de atrincherarse en sus puestos de trabajo y esperan a que la economía se recupere para montar un negocio. Otros lo ven como una ventana de oportunidad.

Crear empresa en un entorno económico débil, puede tener varias ventajas : el costo puede ser más bajo, porque los proveedores y socios pueden estar más dispuestos a negociar los precios y condiciones, y el costo de oportunidad de pérdida de ingresos de un trabajo adicional puede ser menor.

Piense en negocios que cuando la economía este débil sirvan para cuidar el presupuesto de las empresas y personas, así ganará muchos clientes. Por ejemplo, los servicios de hágalo usted mismo y los sustitutos de bajo costo de los productos de lujo pueden ser alternativas interesantes.

2. Una idea NO es igual a un plan. Con demasiada frecuencia las personas comienzan un negocio con una noción general de lo que quieren lograr, pero carecen de un plan sólido y bien concebido.

Un plan de negocios siempre es importante. Es vital pensar críticamente acerca de su producto o servicio, la estrategia de adquisición de clientes, fijación de precios y planes de promoción y logística clave como la gestión de inventarios y el cumplimiento. Del mismo modo, es importante ser muy claro acerca de su ángulo de negocio único y su diferenciación de los competidores.

3. NO sea una isla. Aunque los empresarios tienden a ser muy versados en una amplia variedad de áreas, no se puede esperar que sea un experto en todos los aspectos del negocio.

Por lo tanto, tenga un sentido claro de sus propias fuerzas, y rodéese de los socios adecuados y asesores para las tareas restantes. Desde los problemas de tecnologías de la información, como el mantenimiento de la red y desarrollo de sitios web, hasta la estrategia de mercadeo y atención al cliente, contabilidad, nómina y servicios legales, deben ser cubiertas y no solo por usted.

4. NO se exponga a las tensiones financieras innecesarias. Comenzar un negocio puede ser muy costoso, tanto en términos de pérdida de ingresos de un trabajo de tiempo completo y en términos de inversiones de capital - pero no tiene que ser la regla general.

Si no es necesario, no renuncie a su trabajo antes de tiempo, busque inversionistas externos, sume su patrimonio personal y considere las opciones de menor costo para el inicio de su negocio.

5. Los clientes NO llegan solos. Tener una gran idea y hasta una gran habilidad y los productos son muy útiles para iniciar un negocio, pero también tiene que tener un cuidado de pensamiento a través del plan de mercadeo. Los clientes no vendrán solos.

Piense en todas las tácticas a su disposición para estudiar la forma de adquirir clientes y convertir esos clientes en compradores habituales. Publicidad en periódicos, radio, la comercialización en línea y las buenas referencias pueden servirle de ideas.

6. NO inicie sin objetivos específicos en mente. Comenzar un negocio puede ser tan simple como convertir su pasatiempo en una tienda en línea o tan complicado como la construcción de un nuevo producto que necesite mucho capital o un servicio que requiera investigación y desarrollo.

En cualquier caso, es importante trazar metas claras para usted y establecer los tiempos en los cuales va a evaluar su progreso. Considere la posibilidad de fijar objetivos para la disponibilidad del producto, los establecimientos de las principales asociaciones y relaciones con los proveedores, los niveles de ventas, y los niveles de rentabilidad.

Usted no quiere esperar dos años para descubrir que su empresa necesita hacer cambios fundamentales en su estrategia que podría haber sido identificados 18 meses antes. Establecer metas periódicas, realista y períodos de revisión lo ayudarán a aprender de sus experiencias y hacer los cambios necesarios.

7. NO tenga miedo al fracaso. Muchos de los empresarios más exitosos, antes de tener éxito tuvieron fallas importantes en su carrera. Lo más importante no es si tienen éxito o fracasa en su objetivos previstos, sino evaluar y aprender de sus acciones a lo largo del camino para que si se equivoca o tiene éxito, sepa que sus acciones no fueron en vano.