Indicadores Financieros

Aumento salarial

¿Por qué el salario mínimo es tan mínimo?.

¿Por qué el salario mínimo es tan mínimo?

Cada año el debate es el mismo, las centrales obreras que representan a los trabajadores piden un aumento superior al que los empresarios ofrecen. Una economista analiza la situación.

Para empezar el análisis hay que traer a colación cifras del propio Gobierno, que casi siempre termina definiendo el incremento del salario mínimo por decreto para cerca de un millón ciento 30 mil trabajadores.

De acuerdo con la metodología diseñada por el Departamento Nacional de Planeación, una persona que tiene ingresos mensuales de $194.697 no es pobre extremo a menos que se una con otros miembros de su familia para que entre todos sumen ingresos mensuales por $778.788.

El Departamento Nacional de Estadísticas, Dane, también aporta una importante cifra: Si una familia no alcanza a cubrir al mes la canasta básica familiar que cuesta $330.000 que incluye alimentos, productos de aseo, vestuario, educación, recreación y otros gastos entonces es pobre.

Esos $330.000 equivalen al 58% del salario mínimo actual que está en $566.700; es decir que el 42% restante equivalente a $236.700 debió haber sido distribuido en otros gastos como servicios públicos y el arriendo o la cuota de la casa.

Esas cifras del gobierno colombiano que miden la pobreza con niveles tan bajos, pueden ser una de las principales razones por las que el salario mínimo es tan mínimo.

Pagar lo mínimo es la clave

María Cristina Rodríguez economista y profesora de la Universidad Politécnico Grancolombiano, asegura que uno de las causas que origina que el salario mínimo sea tan bajo radica en la teoría económica que establece valores mínimos y máximos y los empleadores siempre van a escoger pagar lo mínimo permitido, porque casi siempre buscan la rentabilidad para ellos.

Se dispara la inflación

Si se fija un salario mínimo demasiado alto eso produce que las familias tendrán más dinero y por ende gastarán más, inmediatamente los precios suben y la inflación se dispara una cifra que no es nada atractiva para la economía interna y los inversionistas.

La concentración de la riqueza

Según Martínez la desigualdad social en Colombia es otro factor que no permite que el salario mínimo sea más alto al que cada año se fija para los trabajadores, la razón es que hay una concentración exagerada de la riqueza en pocas manos y que son los generadores de los puestos de trabajo.

Los que ganan mucho no se bajan un poquito


El abismo salarial existente en el sector público y privado también genera presión para que el salario de los que ganan el mínimo no aumente mucho. Existen empresarios y trabajadores públicos que acumulan ingresos mensuales con los que se podría o montar otra planta de personal o subirles un poco más a los empleados el salario.

“Es utópico en un país como Colombia, pero el salario mínimo para que alcance a cubrir todas las necesidades de una familia debería ser de dos millones”, según la economista.