Indicadores Financieros

Empresas

¿Por qué la cultura organizacional es rentable?. Julie Van Waveren, consultora de Mercer.

Julie Van Waveren, consultora de Mercer.

¿Por qué la cultura organizacional es rentable?

El 50% de las compañías que han fracasado identifican que su declive ha sido propiciado por no asumir el reto de la cultura organizacional que de paso ha truncado la expansión y el crecimiento hasta llevarlas a la desaparición.

Según cifras de la consultora en recursos humanos Mercer, uno de los temas más retadores para el 60% de las compañías en América Latina es el de la cultura organizacional, que puede definirse como los hábitos y valores que los empleados asumen como comportamiento y que a largo plazo terminan por generar resultados rentables para la empresa.

FinanzasPersonales.com.co contactó a Julie Van Waveren consultora de capital humano de Mercer para indagar sobre las ventajas de crear un plan de cultura organizacional en una empresa sin importar su tamaño.

Mucho a favor


Con una cultura organizacional en la empresa se capitaliza la identidad o el ADN que hace que una compañía se diferencie de otra, algunas tendrán como norma que los empleados reciban a los clientes con un saludo de “buenas tardes”, pero otras decidirán que sea con un “buenas tardes bienvenido a nuestra compañía”.

La diferencia entre las dos frases puede parecer mínima pero, es la persona atendida la que identifica y percibe con nitidez la diferencia entre uno y otro saludo. Fórmula como esas son las que identifican claramente a un grupo de empleados y a una marca.

Tener por norma el recibir a los clientes o proveedores con contacto inmediato de algún empleado es mejor que dejarlo esperando, muy seguramente esperara pero no se llevará una buena impresión. Todo ese tipo de situaciones deben ser analizadas por las organizaciones para ganarse la fidelidad de sus clientes y se logra creando un plan estratégico organizacional.

Crecer hasta comprar


Una compañía con una cultura organizacional definida puede ir incorporando otras modalidades de negocio, adquirir otras empresas y expandirse, el resultado será que el proceso de complementación e integración será menos complicado y más rápido que cuando hay ausencia de disciplina empresarial.

Más allá de la venta de un bien o un servicio las empresas tienen que apostarle a la atención al cliente porque actualmente los consumidores tienen muchas opciones para encontrar lo que quieren y si no son buen atendidos se van y no vuelven. No se trata de estrategias de mercadeo sino de cultura organizacional.

También es mucho más fácil buscar aliados, clientes, proveedores y hasta talento humano para llevar a trabajar a la empresa, en pocas palabras tendrá más opciones de ser rentable y permanecer en el mercado.

Otras ventajas


Las empresas que asumen la cultura organizacional enfocan las actividades laborales a grupos y no a personas, con lo que hay una mayor identificación para la consecución de un logro.

Está comprobado que las decisiones que toma el nivel ejecutivo o administrativo prevé las repercusiones que los resultados tendrán en los miembros de la organización porque los considera parte del equipo.

Una compañía con una solida cultura organizacional fomenta que los empleados sean innovadores, arriesgados y mantengan informados del comportamiento de la empresa.

La cultura organizacional también debe contener criterios para recompensar y premiar a los empleados, aumentar sueldos y ascensos de acuerdo al rendimiento del trabajador y no por su antigüedad o favoritismo aumenta la competitividad laboral y el nivel empresarial.

Si pertenece al nivel ejecutivo o gerencial de una empresa aún está a tiempo de fomentar la cultura organizacional porque según como lo declara la consultora de Mercer, Julie Van Waveren “los negocios crecen hoy en día más por las personas que por la maquinaria”.