Indicadores Financieros

Medidas

¿Por dónde reducir gastos cuando las deudas ahorcan?. .

.

¿Por dónde reducir gastos cuando las deudas ahorcan?

Reducir las salidas los fines de semana, dejar el carro en la casa, no utilizar las tarjetas de crédito… Todas esas opciones y otras cuentan, pero ¿Cómo hacerlo?

En el sector empresarial se conoce a alguien como un exitoso gerente cuando en vez de despedir empleados traza una política de reducción de gastos y logra que la empresa se mantenga y salga de la crisis.

Lo mismo sucede con la administración de un hogar, los padres no pueden sacar de la casa a alguno de los hijos para disminuir los gastos si no que deben tomar medidas urgentes y rápidas para estabilizar la economía familiar.

El economista Antonio Avendaño, profesor de la Universidad Sergio Arboleda, explica que como primera medida antes o durante una crisis económica familiar hay tres fuentes primarias para reducir costos: servicios públicos, transporte y alimentación.

Para Alfredo Barragán, experto en Finanzas de la Universidad de los Andes, otras fuentes de reducción de gastos son las tarjetas de crédito: si un hogar entra en excesivas deudas, debe dejarlas sin pensarlo dos veces.

En los servicios públicos

Para que las facturas lleguen más baratas basta con tomar decisiones eficientes: no laven el carro, las ventanas, los pisos, las paredes, ni rieguen las matas con manguera. Tomen un recipiente y un paño para limpiar siempre que se haga aseo.

En energía se debe incurrir en primera instancia en un gasto presente, pero en un ahorro futuro pues se deben cambiar las bombillas de toda la casa por ahorradoras de luz, que disminuyen el consumo de energía en 80%.

En cuanto a telefonía y gas hay que poner a prueba la voluntad: hablar menos en el fijo o en el celular y estar atento a la cocción de los alimentos para no dejarlos más tiempo del requerido.

En la comida

No se puede dejar de comer, así que hay que comprar lo mismo pero a menor precio. Si acostumbra a hacer el mercado de frutas o verduras en almacenes de cadena, cámbiese a un mercado de barrio o a una plaza.

Las marcas blancas o propias actualmente son una gran fuente de ingresos para los supermercados lo que indica que tienen acogida por precio y calidad, pues los productos son elaborados por empresas reconocidas. No descarte llenar su carro de este tipo de mercado, el ahorro que puede lograr solamente lo saben los jefes de familia.

Como en todo hay que sacrificarse, no dude en prescindir en el mercado de algunos alimentos o productos, solamente usted sabe cuáles son y el costo que tienen para su bolsillo.

En el transporte

El carro puede quedarse en la casa por lo menos entre semana y hasta que pase la crisis económica.

Se recomienda hacer un balance del costo del combustible, el parqueadero y el mantenimiento para convencerse que a veces es más barato andar en transporte público que en carro propio.

En los servicios financieros

Aunque resulte difícil hay que dejar las tarjetas de crédito, es cierto que ayudan a salir de otras deudas y/o necesidades pero al mismo tiempo abren otras fuentes de obligaciones y con un elemento adicional: los intereses.

En la recreación 

Para ser buen gerente o administrador hay que ser recursivos sobre todo para que a los niños no les afecte la crisis económica del hogar, es recomendable que los padres busquen espacios de diversión en donde el costo sea nulo o mínimo como actividades en parques, ciclo rutas o bibliotecas.

Buscar horarios de “hora feliz o happy hour” en restaurantes y heladerías ayuda a seguir teniendo hábitos similares de recreación.


Publicidad
Finanzas en Facebook
PUBLICIDAD