Planee sus finanzas para lo que resta del año

Comprender las finanzas personales y del hogar y saber cómo manejarlas con planeación y responsabilidad, sin lugar a dudas, pueden conducir a un futuro más estable. Nunca es tarde para tener un presupuesto.

Archivo Semana Archivo Semana

Cuando acaba la época de vacaciones y hay que aterrizar nuevamente en los quehaceres diarios del trabajo y la rutina escolar de los hijos, generalmente es un momento en el que muchas personas se cuestionan sobre la importancia de emprender un plan de ahorro y gastos que le permita fortalecer sus finanzas personales para poder enfrentar con mayor tranquilidad lo que viene para fin de año.

Alcanzar este tipo de metas establecidas puede ser muy sencillo siguiendo algunos pasos básicos que permitan tener un mejor control de cuánto dinero recibe y en qué se gasta mensualmente. El programa de educación financiera de MasterCard Worldwide, ‘Consumo Inteligente’, da algunos consejos para tener un plan y un presupuesto.

Para la presidente de MasterCard Worldwide para Colombia y Ecuador,  Marcela Carrasco, es muy importante entender que un presupuesto es la radiografía de su estado financiero, le permite tener un control de sus finanzas e identificar exactamente en que está gastando su dinero, de esta manera usted podrá definir prioridades y hacer los cambios necesarios para ajustarlo.

Realizar un presupuesto ayudará a efectuar compras inteligentes, ya que le permite planear para obtener cosas que desea. Es necesario que su presupuesto se apegue a la realidad, si sus gastos son mayores a sus ingresos debe reducirlos, además recuerde que estos deben ser cubiertos con sus ingresos y no con el crédito.

Creando un plan

La planeación por sí misma no cambiará la forma en la que gasta, pero le permitirá reconocer qué hábitos debe modificar. Para esto se debe: primero, calcular lo que puede permitirse gastar; segundo, establecer metas para ahorrar y, por último, determinar qué gastos son necesarios y cuáles pueden ser reducidos.

La parte más difícil de hacer un presupuesto es organizarse y anotar todos sus gastos, especialmente la primera vez que lo hace. Pero a través del tiempo, se convertirá en algo muy natural, y podrá controlar sus gastos con mayor precisión.

Es importante recopilar toda su información de ingresos y egresos. Reúna los registros de todos sus ingresos y gastos, como: recibos de compras con dinero en efectivo, recibos de compra con tarjeta de crédito y cualquier estado de cuenta.

Una vez que haya calculado lo que gana podrá tener una mejor perspectiva de su situación. Si sus gastos son mayores que sus ingresos, necesita reducirlos. Asegúrese de pagar sus gastos mensuales con ingresos y no con su crédito. No dependa de una tarjeta de crédito para cubrir un déficit de efectivo o su saldo aumentará hasta convertirse en una deuda.

Conozca sus gastos fijos y los variables, los cuales deben estar identificados y clasificarlos por categorías, de esa manera usted podrá realizar las modificaciones necesarias. Los gastos fijos son aquellos que debe pagar periódicamente y no pueden ser eliminados; tales como renta, mercado, gastos de la casa, entre otros y, los gastos variables, son aquellos gastos que puede modificar de un mes a otro, en ocasiones podrá eliminarlos tales como comidas en restaurantes, ropa y entretenimiento.

“Siguiendo estas recomendaciones que le permiten comprender las finanzas personales y de su hogar lo pueden conducir a un futuro más estable”, afirma Carrasco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.