Pequeños millonarios

Cinco claves para enseñarles a los niños y adolescentes a manejar bien el dinero.

Pequeños millonarios Pequeños millonarios

La mayoría de los adolescentes no ahorran, compran impulsivamente y se endeudan en exceso. Además, tienen un acceso limitado a los servicios bancarios, de acuerdo con un reciente estudio de Visa realizado entre jóvenes de 13 a 18 años de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala y México. De ahí la necesidad de enseñarles a sus hijos –desde los primeros años– buenas conductas y destrezas financieras básicas, como manejar un presupuesto, ahorrar y algunos conceptos básicos de inversión para promover un manejo responsable del dinero cuando sean adultos. Algunas recomendaciones.

La mesada, ¿gasto o ahorro?

Alrededor de 90% de los adolescentes recibe de sus padres dinero para gastar y cerca de 75% lo gasta todo. Aproveche este dinero para enseñarle a vivir con un ingreso periódico durante un periodo determinado. Esto es, a ceñirse a un presupuesto. Es indispensable que desde el principio sea claro sobre qué espera de ellos con la mesada, qué gastos va a cubrir esta (y que usted no volverá a asumir) y cuáles no, para lo cual deberá establecer. Puede empezar de modo semanal y migrar hacia quincenal o mensual. Realice un seguimiento al uso que el menor le esté dando al dinero y cuídese de no darle una cantidad excesiva para acostumbrarlo a obtener dinero sin ganárselo. Con el tiempo déle un poco más, pero pídale que ahorre una parte (al menos 10%) para un objetivo de mediano plazo.

El costo del dinero y de conseguirlo

Una alta proporción de adolescentes pide regularmente dinero prestado a sus amigos para cubrir sus gastos. Y 16% gasta la totalidad o una parte importante de su mesada en pagar estas deudas.?Muchas veces los niños y/o jóvenes desean comprar algo y no tienen dinero. Hágale un préstamo y aproveche para explicarle las ventajas y desventajas de pedir prestado. Por ejemplo, la diferencia entre endeudarse para consumir sin necesidad o para adquirir un activo. La importancia de pagar cumplidamente, conocer cómo funcionan los créditos y lo que cuestan los intereses.

Cuando su hijo quiera algo de dinero extra, puede ser la oportunidad para ofrecerle un trabajo casero con remuneración para que aprenda a valorar el esfuerzo de conseguir el dinero. Pero tenga cuidado: pague solo por aquellos trabajos por los cuales le pagaría a otra persona y nunca por los deberes normales que debe tener el niño como parte de la familia.

Ejemplo en el consumo

55% de los adolescentes encuestados admite hacer compras impulsivas. El ejemplo es fundamental en este tema. ¿Cómo enseñarle a su hijo a ser un consumidor inteligente si usted compra en el primer lugar que ve, al precio que le piden sin comparar y adquiere cosas innecesarias? Por esto, utilice cualquier situación –como hacer el mercado o la compra de ropa y/o calzado– para mostrarle que estas decisiones deben ser planificadas. Dígale “no” –desde pequeño– a algunas de sus peticiones para que se acostumbre a esperar y a ponerse metas para conseguir las cosas a largo plazo.

Invertir, el último paso

La gran mayoría de los adolescentes no tiene acceso a servicios bancarios. Solo 10% tiene una cuenta bancaria.

Aproveche los regalos ocasionales por el cumpleaños, la primera comunión o la Navidad para dar regalos financieros como cuentas de ahorro, CDT, acciones, seguros educativos, fondos de ahorro voluntario. No es solo una manera de mostrarle la importancia del ahorro sino una gran oportunidad para introducirlo al mundo de las inversiones y al sector financiero.

En el sector también hay cuentas de ahorro especializadas y tarjetas de crédito amparadas que pueden ser una muy buena alternativa para supervisar los gastos y compras de sus hijos con gran seguridad.

Otros consejos

Los niños aprenden jugando. Por esto, juegue con ellos a la tienda, al banco, al mercado con dinero de juguete. Use juegos de mesa, como el Monopolio, Tío Rico o el Cashflow for kids, para hablar sobre diversas formas de administrar el dinero. Cuéntele historias para afianzarle algún concepto como ahorro, disciplina, trabajo. Encuentre ejemplos en www.dinero.com y/o www.finanzaspersonales.com.co

Comparta sus experiencias. Con los niños mayores y adolecentes podría explicarles los errores financieros que haya cometido así como las buenas decisiones que haya tomado y lo que han implicado en su vida. Con esto, le dará elementos para resolver situaciones de la vida real.

El dinero, un medio no un fin. El dinero es un instrumento para mejorar la calidad de vida y adquirir cosas, pero no es el eje de la vida. Enséñele a su hijo a donar, regalar y brindarles dinero a quienes lo necesitan para alejarlo de la avaricia.

La cifra

De los 5,23 millones de adolescentes que hay en Colombia (11,3% de la población), tan solo 25% tendría algún tipo de ahorro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.