No coma cuento

Si bien las franquicias son una interesante inversión, hay que tener cuidado para que no lo tumben. Consejos antes de meterse a este negocio.

Archivo Semana Archivo Semana

La compra de una franquicia es una de las formas de inversión de mayor crecimiento en Colombia y también en el mundo. Y no es para menos.

Su “éxito probado” disminuye el riesgo de entrar a un negocio. Mientras solo 15% de las empresas sobrevive el tercer año de su creación, en las franquicias cerca de 95% sí lo hace.

Sin embargo, esto no significa que no haya que tener cuidado.

El incremento de este tipo de emprendimientos también ha aumentado el número de litigios y problemas alrededor de esta figura. La razón: muchas personas inflan sus negocios para venderlos mejor, elaboran contratos muy desventajosos para el franquiciado, o simplemente lo engañan con información errónea o inexistente, entre otras cosas.

No todas las franquicias suponen tan buenas oportunidades como parece.

Por esto, para que no lo tumben a través de una franquicia, Dinero presenta la lista de asuntos que debe tener en cuenta antes de invertir. Tenga los ojos bien abiertos.
Lo básico

Al adquirir una franquicia, usted está comprando esencialmente dos grandes intangibles: un know how y el derecho a usar una marca. Por esto, lo esencial es tener la certeza de que el negocio es todo lo exitoso que dice ser. Una franquicia bien estructurada debe tener manuales de preapertura, operación y seguridad industrial. Es decir, el know how debe estar documentado. Revise los manuales, que deberían estar en español, antes de firmar.

Visite otros franquiciados y hable con ellos para entender realmente cómo funciona la compañía. Igualmente, exija el título de registro de la marca expedido por la Superintendencia de Industria y Comercio a nombre de quien le otorga la franquicia. No importa si la tiene registrada en otro país, si no lo ha hecho en Colombia, puede verse metido en el delito de usurpación de marca.

Las cuentas

El franquiciante también debe facilitar al franquiciado un plan financiero básico para que este conozca las inversiones necesarias y el tiempo mínimo en el que recuperará su inversión. Además de los gastos derivados del montaje y puesta en funcionamiento de la franquicia, pregunte por los derechos de entrada, las regalías y las cuotas de publicidad. Si no le da toda la información, desconfíe.

Nunca acepte una franquicia a menos de dos veces el tiempo de retorno de la inversión. Por ejemplo, si este es de tres años negocie mínimo seis años. De lo contrario, cuando vaya a renegociar podría llevarse sorpresas. Tenga claras las condiciones económicas de la renovación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.