Lo bueno, lo malo y lo feo de las cámaras digitales

La temporada de semana santa se está acercando y la venta de cámaras digitales aumenta porque definitivamente se convirtieron en el accesorio infaltable de las vacaciones. Desde que irrumpió la cámara digital las fotografías convencionales o análogas empezaron una retirada al olvido. Fue el fin de los albumes, la embarcación y hasta de poderosas compañías como kodak.

Las cámaras digitales acabaron con el uso del rollo fotográfico. Las cámaras digitales acabaron con el uso del rollo fotográfico.

Lo bueno

La mayor ventaja de la fotografía digital es la instantaneidad, por el hecho de que la imagen sea convertida a formato digital directamente en la cámara, sin revelar o escanear.

La cámara digital tiene un precio superior al de una convencional similar, pero el gasto se amortiza rápidamente ya que no utiliza película ni revelado. Las imágenes se almacenan en las tarjetas de memoria y pueden descargarse en el ordenador.

Tienen un visor que permite captar la imagen tal como será tomada. Además, se puede borrar la imagen y repetir la toma tantas veces como se desee para, más adelante, seleccionar las mejores para imprimirlas o almacenarlas.

Sobre la imagen digital se pueden realizar una enorme cantidad de procesos de retoque informáticos que facilitan la consecución de copias con mejor calidad que los propios originales. En algunos casos, además de la mejora de la calidad, se pueden conseguir efectos de muy diversos tipos: filtros, modificación de colores y contrates, enfoque/desenfoque, añadido de textos, fechas o comentarios sonoros, modificación de su tamaño.

Lo malo

Como todos los accesorios requieren de mucho cuidado, pero por los materiales en que están hechas las actuales cámaras es necesario no permitir que se golpeen en lo más mínimo. 

Las pantallas son muy delicadas y una vez se rompen sale más barato comprar una nueva que cambiar la pantalla.

Siguiendo en esa misma línea de daños, la inmensidad de estilos y modelos hace imposible que a la vez que se crean cámaras se creen repuestos, si algo sufre daño no encontrará el repuesto.

Lo feo

Se quedan obsoletas rápidamente, no se ha terminado de aprender a utilizar uno cuando hay nuevos modelos que hacen parecer obsoletas la que se ha adquirido.

Las impresoras actuales no llegan a la calidad de imagen que ofrecía la fotografía análoga por la calidad de papel actual.

Hay miles de fotos que jamás conocerán la luz del sol!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.