Indicadores Financieros

Internacional

A larga distancia. Archivo Semana

Archivo Semana

A larga distancia

Algunas claves para acceder más fácil y con menos riesgos a los mercados de acciones del mundo.

La próxima emisión de acciones de Facebook tiene al mundo a la expectativa y a muchos inversionistas listos a entrar al negocio. Este hecho, sumado a la mejora en el mercado accionario internacional –desde el 4 de octubre de 2011, cuando las acciones tocaron su mínimo, han subido 20%–, ha desatado un renovado interés de los inversionistas por acceder a los mercados de acciones mundiales, desde Colombia.

A pesar de la incertidumbre global, los analistas hablan de un mercado al alza (Bull Market). Para Álvaro Cámaro, vicepresidente corporativo de InterBolsa SAI, la principal razón serían las bajas tasas de interés que tendrá el mundo desarrollado durante los próximos años. ¿Cómo acceder a los mercados de acciones del mundo desde Colombia? Estas son las guías.

Fondos de acciones


Para una persona natural en Colombia, la forma más sencilla de tener acciones que se cotizan en el exterior es a través de carteras colectivas que invierten en este tipo de activos. Normalmente se denominan fondos globales y son ofrecidos por sociedades comisionistas, fiduciarias y Sociedades Administradoras de Inversión (SAI). Estos fondos pueden hacer compras de acciones de diferentes sectores e, incluso, hay fondos especializados en algún sector o región (ETFs). La gran ventaja de este mecanismo es que permite contar con inversiones a las cuales individualmente sería muy difícil acceder con asesoría profesional de primera mano. No implica trámites engorrosos ni abrir cuentas en el exterior y se puede acceder desde bajos montos. Hay carteras de este tipo desde $5 millones.

Mercado Global Colombiano (MGC)

Es un novedoso mecanismo para negociar acciones emitidas en el exterior desde la Bolsa de Valores de Colombia, pero en una rueda independiente. Sin embargo, hoy está reservado para inversionistas profesionales. Esto es, quienes tengan un patrimonio igual o superior a unos $5.600 millones o sean titulares de un portafolio de inversión superior a los $2.800 millones, entre otras condiciones.

En la actualidad hay 28 acciones listadas en el MGC por las comisionistas Correval, Interbolsa y Valores Bancolombia (vea en Finanzaspersonales.com.co el listado de estas acciones).

Algunos consejos

A pesar del reciente repunte, Álvaro Camaro, vicepresidente Corporativo de InterBolsa SAI, recomienda no olvidar que las acciones son un mercado volátil y de mediano plazo. Por tanto, hay que ser selectivo y buscar asesoría. “Buscar sectores y acciones que hayan sido castigados en los últimos meses, sectores defensivos y/o de gran potencial”, dice.

Corresponsales

También se puede comprar a través de los denominados contratos de corresponsalía, que son convenios que tienen la mayoría de firmas colombianas vigiladas por la Superintendencia Financiera para ofrecer y promocionar productos y servicios de grandes entidades del exterior (vea en Finanzas personales.com un listado de las corresponsalías de las principales firmas).

Cabe aclarar que aquí la relación es entre el inversionista y la entidad extranjera. Por tanto, hay que abrir una cuenta en el exterior y hacer una operación de compra de divisas a través de un intermediario del mercado cambiario (que hoy son trámites muy rápidos). Sin embargo, dado que la entidad colombiana cumple un papel de mediadora, es mejor que hacerlo solo directamente en otro país. En general, es un producto para un perfil de cliente y un nivel de riesgo mucho mayor que un fondo. Hay productos desde US$5.000.

No al internet

A través de plataformas de internet se negocian acciones y divisas. Pero, recuerde que en la actualidad no hay ninguna compañía ni persona autorizada en Colombia para ofrecer este tipo de mecanismos como Forex ni a ofrecer y/o manejar productos del exterior. Ojo con las personas de maletín o “expertos” que ofrezcan manejarle sus recursos directamente.

Solo contra el mundo

Otra forma de hacerlo sería directamente en el exterior. Viajar, abrir una cuenta y buscar un bróker internacional. Sin embargo, pierde la asesoría y el acompañamiento que le puede brindar una compañía local vigilada por la Superfinanciera. Esta sería una forma solo reservada para grandes inversionistas que quieran asumir sus propios riesgos.