¿Cuándo salirse a tiempo de una inversión?

En las inversiones, como en los juegos de azar, especialmente el póker, hay que salirse ‘cuando está ganando’. Pero muchos se dejan llevar por la ambición y lo hacen muy tarde.

123RF 123RF

Una inversión es como una planta, por ponernos un poco sentimentales. Hay que sembrarla, dejarla crecer y ver cómo comienza a rendir sus frutos. Pero ¿qué pasa si esos frutos se dejan demasiado tiempo en el árbol?¿Si no se recogen? Pues alguien vendrá y se los llevará, hará pasteles y dulces y usted no verá un solo peso de ello.

O los frutos se pueden caer del árbol y se perderán en el suelo. Usted no va a querer que pase lo mismo con su dinero. La inversión puede ser un arte y de hecho, muchos de los ‘rey Midas’ del mercado se refieren constantemente sobre el tema. Para Warren Buffet, el millonario al que muchos inversionistas siguen en el mercado, los que están empezando a entender del tema deben diversificar, tener varios productos para compensar la exposición al riesgo dentro del mercado. Mejor no nos enredemos, “no hay que poner todos los huevos en la misma canasta”, dice el consejo más popular del tema.

“Nunca temas pedir demasiado cuando vendas, ni ofrecer muy poco cuando compres”, también ha recomendado Buffet. Lo cierto es que la ambición, las ganas de sentirse como un ‘lobo de Wall Street’ y dejarse llevar por la mala asesoría, conduce a muchas personas que arriesgan sus excesos de liquidez en los productos del mercado de capitales a esperar demasiado antes de recoger los frutos de la inversión.

En toda inversión hay tres pasos: la entrada, el de mantenerse y quizá el más importante de todos, el de salirse, y es en este último el que más dificultades trae para el inversionista. Primero ¿qué es inversión? La respuesta más sencilla es poner un dinero en un producto y esperar que haya una rentabilidad. Ojalá todo fuera así de fácil, pero entonces cualquier persona con un billete y una calculadora podría entrar y salir del mercado.

La verdad, es algo un poco más complejo porque además de saber cómo utilizar el dinero, el inversionista debe empezar a hacer sus análisis, escoger el producto adecuado para su inversión, conocer su perfil de riesgo, incluso confiar en la habilidad de un asesor sobre las recomendaciones para destinar ese dinero en la opción más llamativa.

Siga leyendo Lo que debe saber antes de meter plata a un fondo de inversión colectivo

“Existen diferentes métodos que nos ayudan a tomar decisiones sobre el mejor  momento para entrar a una inversión específica y cuando salirse. Pero antes de tomar estas decisiones, hay que decidir en qué invertir”, señala Susana Bravo, asesora de inversiones, en un artículo escrito para el portal finamex.com.mx.

Es por eso importante definir cuál es el perfil de inversionista que usted tiene, qué tanta tolerancia asume frente al riesgo, el horizonte de inversión, el monto, el intermediario que le dará el respaldo, la empresa que pone los títulos y otras condiciones.

Cuando se haya acostumbrado a la terminología, haga su propio plan para retirarse de esa inversión. No queremos que le pase lo que muchos accionistas de Ecopetrol vivieron en 2012, cuando esa acción estuvo por encima de los $5.000 y muchos salieron a comprar estos títulos y ahora no saben qué hacer cuando el precio de esta especie está en $1.370. Y así con otros valores que se transan en la bolsa.

Recomendaciones para capitalizar su inversión

Algunos de estos tips son dirigidos a la inversión en bolsa, pero también pueden ser útiles para otro tipo de inversiones en general, como los CDT o la negociación en finca raíz. Evalúe su caso particular y mire cuáles pueden aplicar en su situación. Según Luisa Fernanda Díaz, analista de renta variable de Acciones y Valores, Sociedad Comisionista de Bolsa, estas son las señales que debe tener en cuenta para que su inversión rinda sus frutos.

Determine su perfil: eso es muy importante. Muchas personas que entran en el mercado lo hacen creyéndose conservadores, pero después de un tiempo, comienzan a sentirse cómodos con las ganancias y olvidan que entraron pensando en recoger ganancias en uno o dos años. Es el error más común que cometen en las inversiones, ver que como su apuesta está saliendo bien, esperan más ganancias y no se retiran de acuerdo al plan original.

Le recomendamos Cómo invertir en finca raíz desde 1 millón 

No toman ganancias ‘escalonadas’: si le está yendo muy bien, tome algunas utilidades e inviértalas en otros productos. No arriesgue todo en una misma alternativa, porque le pasa lo de muchos que esperan a que el producto ‘madure’ y después están lamentando por qué no escucharon el consejo de retirar un poco, reinvertirlo y bajar la exposición al riesgo. 

Se retiran cuando todos lo hacen: cuando eso pasa es porque ‘se dañó’ el negocio. Si usted espera lo de ‘¿Para dónde va Vicente?, para donde va la gente’, está arriesgándose no a recuperar su dinero, sino que lo podrá perder todo. El retiro en masa es señal de desconfianza y por lo general ocurre como antesala a una crisis. 

No está pendiente del mercado: si usted deja un dinero en una inversión y solo se preocupa a los 5 años de cómo está su producto, no espere utilidades exageradas. Menos, si nunca leyó un informe, llamó a su asesor o jamás le interesaron las noticias del mercado. En ese caso, usted no es el tipo de inversionista que le ‘jale’ mucho al mercado. 

¿Qué hacer si se siente ‘atrapado’? Es una de las situaciones más comunes del inversionista. En ese caso, no puede desesperarse, trate de tener la tranquilidad y haga el ejercicio de revisar si por la vía del pago de dividendos usted ya recuperó algo de su inversión. No olvide que usted percibió ganancias de las utilidades que repartió la empresa entre sus accionistas. Si ve que el retorno vía dividendos se acerca al precio que usted pagó por la acción, entonces puede considerar que ha compensado la caída y ahí podría considerar su retiro.

Le puede interesar Siga estos consejos para hacer su primera inversión

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.