¿Existen los ángeles inversionistas?

Aunque algunos dicen que sólo se consiguen en el cielo, otros aseguran que con estos ángeles han conseguido capital para emprender su negocio. Pero, ¿Qué tan convenientes son?.

¿Existen los ángeles inversionistas? ¿Existen los ángeles inversionistas?

No sólo basta con tener una buena idea y querer tener su propio negocio. Aunque estos dos aspectos son fundamentales, se requiere el capital para impulsar el proyecto.

Para nadie es un secreto que ser emprendedor es difícil y requiere de una gran persistencia. De hecho, una de las pruebas más complejas es la de tener unas finanzas sanas en el negocio.

Es en este punto cuando aparecen los inversionistas ángeles, personas que si se interesan por su idea, le aportan capital a la empresa.

Aunque algunos aseguran que sólo se consiguen en el cielo, otros explican que con estos ángeles han conseguido el capital para emprender su negocio.

Los pasos

El CEO de Banlínea, Andrés Ramírez, aseguró en el marco del Simposio de Finanzas de la Universidad Javeriana que lo primero que debe hacer un emprendedor es prepararse para desarrollar el proyecto. “No sólo es tener una idea, sino que también le guste y la entienda. Hay que tener pasión porque así no le importa si trabaja 15 horas al día y los fines de semana”, indicó Ramírez.

Dentro de la preparación, Ramírez considera fundamental generar contactos que lo apoyen en su idea. “Después de esto es mejor buscar un socio estratégico que le aporte (lograr un complemento entre el que sabe vender la idea técnicamente y el que la sabe vender comercialmente) porque no va a poder hacer todo solo”, manifestó.

Sin embargo, no todos tienen la misma opinión. Luis Flórez Ariza, director de Emprendimiento Dinámico Innovador de Innpulsa, señaló que tras varias experiencias en negocios de emprendimiento y conseguir diez inversionistas para varios emprendimientos, la idea de los inversionistas ángeles no es tan “celestial” como parece.

“Las decisiones se vuelven menos ágiles. En este tipo de empresas la toma de decisiones es primordial tenerla en un minuto: cerrar un negocio, comprar un activo, contratar un empleado. Sin embargo, cuando hay personas ajenas y no están alienadas con su objetivo, esto empieza a entorpecer la gestión”, aseguró Flórez.

En este sentido, el experto manifiesta que se vuelve un dinero costoso, sino sabe escoger los inversionistas adecuados.

“Incluso habiendo seleccionado al adecuado tenga presente que no tendrá la misma agilidad y flexibilidad para tomar decisiones. Recuerdo que cuando estaba a punto de quebrar me gastaba más tiempo tratando de explicarle a los inversionistas qué estaba pasando, que dedicándome a resolver los problemas que tenía la empresa”, indicó Flórez.

Para el experto, las opciones para buscar recursos deben ser:

-Deuda: No es salir como locos a endeudarse, pero buscar eso como una primera alternativa en caso de no tener recursos propios. “Al principio pueden llegar a tener niveles de deuda que superan varias veces los activos de la compañía, eso es algo que no se permite en las empresas maduras y que si uno tiene una empresa de uno o dos años, no siga este consejo. Sin embargo, no es de asustarse, lo importante es que se cumplan con los compromisos financieros”, señaló.

-Preventa a clientes. “Nadie me contó esto y no se me ocurrió que uno le podía ofrecer un producto o un servicio y después entregarlo. Esto funciona cada vez más”.  

De hecho, Flórez asegura que esto es vital antes de lanzarse al agua. “Trate de vender, incluso sin salirse de su empleo y sin tener el proyecto andando. Si alguien se interesa por comprarle, no se preocupe, le puede proponer: “estamos en fase de producción, deme tres meses y le entrego el pedido”. También puede ser osado y decir: “Hay algunos clientes con los que ya tengo compromisos previamente, pero se lo tengo listo en tres meses”.

Todo esto es válido y es una manera de tener asegurado un ingreso para la empresa, ¡Bill Gates lo hizo así!.

-Inversionista: Si hay química y está dispuesto a relacionarse por lo menos una vez a la semana con él en los próximos cinco años es una opción. Es importante que tenga la capacidad de entender lo que usted está haciendo y que con base en eso lo acompañe, en vez de que estorbe.

Clave las ventas

Es un de los puntos más difíciles. “El primer cliente se va reír, el segundo le dirá que está loco, el tercero llamará a la policía y el cuarto empieza a pensarlo. Tiene que tener 30 clientes y alguno va a aceptar. Eventualmente alguien le va a decir sí”, indicó Flórez.

Igual percepción tiene Ramírez, quien señala que muy seguramente a la primera persona que le ofrezca el producto le va a decir que no.

“Es un tema de actitud frente a la vida. Después de esto puede echarse a morir o convertirlo en reto ¿por qué me dijeron no?. Tengo el reto de convencer a alguien. No es un tema de fórmulas, sino de actitud frente a la vida. Lo importante es cómo salir adelante”.

A su vez puede aprovechar programas como "Bogotá Emprende" donde realizan ruedas de negocios y usted puede probar si le comprarían la idea, lo que le ayuda a pulir la misma. "Lo importante es no rendirse. Si se rinde deja de ser emprendedor. Tampoco tener miedo, si le tiene miedo es mejor que se quede en su trabajo”, señaló Ramírez.

Para Ramírez hay cuatro aspectos para convencer a un potencial cliente:

1-Creer en el producto: esto le dará seguridad.

2-No desgastarse con alguien que no entiende el producto o la industria: Ambos están perdiendo su tiempo.

3-Consiga gente a fin con su idea y que entienda el negocio: esto le agilizará el proceso de venta.

4-Genere fortalezas para garantizar que el negocio se va a dar con éxito: por ejemplo usted tiene excelentes contactos o un conocimiento profundo sobre el tema.

Evite la bancarrota

Para que no fracase en su negocio, Flórez da los principales consejos financieros:

-Flujo de caja: La primera lección es aprender a manejar el flujo de caja de su negocio. Durante el primer año de vida revise el dinero a diario: suponiendo que no vendiera más a partir de hoy ¿la empresa cuenta con la plata suficiente para sostenerse por una semana? ¿Un mes? ¿Seis meses? ¿Un año?. Con base en esto, lo importante es que se entienda qué tanta plata necesita para cumplir con las obligaciones.

-Controle los gastos: Lo segundo es que nunca haga un gasto que no vaya a traer directamente una venta durante el primer año de vida. Si tiene que trabajar más, es preferible que se sacrifique al principio antes de contratar una persona. Recuerde cada peso invertido tiene que traer mínimo otro peso en ventas, cada peso gastado adicional tiene que traer otro peso en ventas.

-Contemple la venta: Lo más importante es hacer un análisis de qué es lo que quiere para su vida porque el compromiso es más alto que cuando tiene un empleo. Si ve que está “colgado” financieramente contemplar la venta es una alternativa válida. Es mejor salir del barco medio sumergido que cuando está hundido.                                                                                                                                

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.