¿Es Facebook una inversión inteligente?

por Marcela Villamil Kiewu

FinanzasPersonales.com.co analizó el entorno y encontró que comprar los primeros días de negociación es una opción que tienen los inversionistas promedio. Sin embargo, puede ser mejor mantenerse alejado, a menos que sea un inversionista profesional y esté dispuesto a asumir un muy alto riesgo.

Efe Efe

El inversionista promedio, que no tiene los US$15 millones para comprar las acciones del gigante de las redes sociales antes de su debut en la Bolsa de Nueva York, tendrá que esperarse hasta el primer día de negociación para comprarlas.

La compra de las acciones de Facebook el primer día de negociación, es una inversión puede resultar altamente rentable. Sin embargo, como todas las inversiones que prometen altos rendimientos, también tendrá un alto componente de riesgo. Como dicen los profesionales de inversiones: “no hay almuerzo gratis”.

Varios analistas coincides que las acciones de Facebook están hechas para inversionistas profesionales y que los inversionistas promedio deberían mantenerse lejos de una opción tan riesgosa.

Si bien es cierto que en cuanto el sitio de redes sociales comience a cotizar oficialmente en el Nasdaq bajo el símbolo “FB”, cientos de miles de inversionistas en el mundo tratarán de poner sus manos sobre esta inversión, sin embargo, el pronóstico es que esta euforia dure muy poco.

Lo anterior lo que puede producir para un inversionista promedio es que se quede atrapado en un precio de compra muy alto. Los conocedores del mercado de acciones en Nueva York, y de acciones del sector tecnológico, es que los precios se mueven tan rápido que uno no se da cuenta en qué momento ganó o perdió dinero. Eso en términos técnicos significa que la volatilidad es tan alta que solo los inversionistas profesionales podrían soportar las pérdidas que puede desatar una mala entrada.

Un sondeo publicado por Yahoo Finance, muestra que Wall Street estima que el precio de cotización el primer día no subirá más de US$40 por acción, y que se mantendrá así por un largo tiempo.

Steven Rattner, Uno de los zares de la administración de Obama y quien administra parte del dinero de del Alcalde de Nueva York, ha dicho que pone en duda que el precio de la acción se duplique, ni que baje a la mitad, el primer día. Sin embargo, cree que puede ser una inversión sostenible y con niveles de rentabilidad aceptables en el largo plazo.

Por su parte, el asesor financiero, Rob Black, opina que hay algunos indicadores que hacen de Facebook una apuesta riesgosa. Entre otros, la disminución que presentó hace algunas semanas del 12% de sus ganancias.

Recomendación

La decisión de comprar o no el primer día de negociación depende únicamente del conocimiento que tenga del mercado y de la tolerancia al riesgo. La recomendación puntual para este tipo de inversiones de alto riesgo es fijar los puntos de entrada y salida antes de salir al mercado.

Entonces, al hablar con su asesor financiero fije un precio de compra o un rango de precios que para usted sea tolerable y razonable; por ejemplo, lo que usted puede pensar es que por encima de US$40 ya no vale la pena comprar; entonces déjela pasar y mire hacia otras inversiones.

Después de esto, fije un precio de venta ya sea por encima o por debajo del que compró. Recuerde que su estrategia no necesariamente tiene que ser ganadora. Entonces, fije un precio de venta por encima con el que cubra los costos de transacción y tenga el nivel de rentabilidad que usted quiere; y por debajo, para asegurar el nivel de pérdida que está dispuesto a asumir, incluidos los costos de transacción. Tómese el tiempo y pídale a su asesor que hagan las cuentas con calma para no llevarse sorpresas después.

Una recomendación que no sobra es que no arriesgue el dinero que tiene un destino específico y que considera patrimonio personal o familiar; por ejemplo: el dinero de la cuota inicial del apartamento, lo que tiene para pagar la universidad de sus hijos, su fondo de emergencias y mucho menos se endeude para arriesgar en la bolsa. Recuerde siempre el dicho: “el que apuesta por necesidad, pierde por obligación”.

Finalmente, no olvide consultar con su asesor financiero de confianza, y si no lo tiene, pregunte en las firmas comisionistas de bolsa autorizadas por la Superintendencia Financiera cómo puede hacer para llevar a feliz término y de la manera más segura su inversión.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.