¿Endeudarse para comprar acciones?

Con el auge de las emisiones de acciones en el mercado de valores y la promesa de obtener grandes ganancias, antes de pensar en endeudarse debe hacer cuentas para que, en caso de que las cosas no salgan como espera, pierda plata y no pueda responder por la deuda.

¿Endeudarse para comprar acciones? ¿Endeudarse para comprar acciones?

En principio endeudarse para comprar acciones, es una estrategia muy arriesgada. Los precios de estos títulos valores siguen un comportamiento incierto y así como en algunas ocasiones puede arrojarle muchas ganancias, también existe la probabilidad de que en algún momento deba asumir grandes pérdidas.

Es por eso que, como en todos los casos, dependerá de cómo es su situación financiera para que la decisión de endeudarse para comprar acciones sea o no correcta.

Si usted ya ha realizado su presupuesto, y se ha dado cuenta que su dinero no le alcanza para lo necesario y que de sus ingresos mensuales no le sobra nada para destinar a inversión, es mejor que se abstenga de endeudarse para invertir. En un revés del mercado se arrepentirá de haber destinado el dinero del mercado para pagar la cuota de las acciones que compró.

En este momento, con el auge de emisiones de acciones de compañías emblemáticas del país, tal vez pueda estar tentado a recurrir a la deuda para no quedarse por fuera, deténgase y analice sus ingresos versus sus gastos, así se dará cuenta si la mejor decisión para su bolsillo sea esperar y en otro momento hacerlo.

Gracias al buen desempeño que ha tenido la bolsa en los últimos años, el público colombiano se está acostumbrando a tener ofertas iniciales que suben inmediatamente en cerca de 20%. Esto no es malo, simplemente hay que ser consciente de la probabilidad de que esto no pase y además de que por el crédito usted debe pagar intereses.

Por ejemplo, si usted decide pedir prestados $10.000.000 para comprar acciones y el banco le cobra 12% efectivo anual, recuerde que el precio de la acción debe subir por lo menos ese porcentaje en el año para que usted no esté perdiendo dinero. ¿Cuál es la probabilidad de que la acción se suba más de ese porcentaje?, ¿En caso de no alcanzar esa valorización que tan dispuesto está a asumir esa pérdida?, ¿Tiene la capacidad de responder por las cuotas del crédito, sin afectar su presupuesto? Todas estas preguntas debe hacérselas antes de tomar la decisión.

Entonces, en el momento de estar tomando la decisión debe reflexionar y preguntarse qué tan dispuesto está su bolsillo y su presupuesto a no obtener ganancias y en cambio si pagar intereses por un activo que está perdiendo valor, ya que así parezca baja, la probabilidad de perder cuando compra acciones es muy alta.

Recuerde también que al momento de tomar la decisión también debe buscar un buen asesor financiero. El mercado de acciones puede tener cosas desconocidas para los inversionistas pequeños y que es tarea de su asesor hacérselo saber.

Además, tenga en cuenta que lo que debe motivarlo para comprar, es el análisis financiero juicioso de la compañía en la que va a invertir y no solo el precio y las facilidades de crédito que pueda tener en dado caso para hacerlo.

Es importante que si decide comprar acciones realice un análisis cada vez más serio, no del desempeño pasado de las compañías, sino del futuro. El profesionalismo que usted vaya desarrollando en compañía del asesor que elija serán la mejor garantía para tener inversiones seguras y de acuerdo con su perfil de presupuesto y de riesgo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.