¿El oro ya no es buena inversión?

Algunos analistas sostienen que, pese al alza de los precios, hay razones para evitar invertir en un mercado que según ellos experimenta una burbuja.

El oro se cotiza a alrededor de US$1.500 la onza, un precio récord. El oro se cotiza a alrededor de US$1.500 la onza, un precio récord.

El oro ha sido por siglos la reserva por excelencia para quienes quieren resguardar el valor de su inversión.

Los inversionistas, en particular, lo han visto por lo general como una protección en contra de la inflación.

Tradicionalmente, la mayoría adquiere oro para protegerse en contra de potenciales pérdidas y no para para obtener ganancias. Pero eso está cambiando.

El precio del oro ha aumentado de forma consistente en los últimos diez años, hasta alcanzar las US$1.500 la onza en la actualidad.

Según explica Richard Anderson, experto de negocios de la BBC, eso es resultado de que el metal ya no es sólo visto como una forma de resguardar el valor, sino como una oportunidad genuina de inversión con el potencial de garantizar fuertes ganancias.

¿Es esto correcto? Muchos analistas piensan que no.

Burbuja

"Es errado ver el oro como una oportunidad de inversión", señala Tom Stevenson, director de inversión de la firma londinense Fondo Fidelity Investments.

"No proporciona un ingreso y es casi imposible de valorar. El hecho de que ha aumentado su precio no quiere decir que deba comprarse. De hecho, podría ser todo lo contrario", explicó el analista.

Stevenson no cree que el precio del oro vaya a bajar en el corto plazo, debido en buena medida a la debilidad del dólar.

Sin embargo, advierte que en el larzo plazo el precio real del oro estará vinculado al costo de producción del metal, que está muy por debajo de las US$1.500 la onza.

Según Stevenson, cualquier precio no vinculado al costo es simplemente especulación.

De hecho, si se ajusta a la inflación, el precio actual del oro está aún por debajo del pico que alcanzó en 1980.

Su opinión la comparte Yogi Dewan, director ejecutivo de la firma Hassium Asset Management.

"Es una cosa de locos que el precio esté a US$1.500. Estamos claramente en una burbuja", destaca Dewan, quien señala que este precio está basado en "miedo y especulación".

Dewan sostiene que el precio va a caer cuando las tasas de interés suban, a medida que se recupera la economía global.

"Si los intereses suben de forma significativa, se puede producir una baja pronunciada en el precio, probablemente hasta US$1.100".

Las altas tasas de interés hacen más atractivas las inversiones en moneda dura e implica que hay más confianza en la economía global.

Razones para evitar el oro

Dewan señala, además, que el del oro es un mercado muy abarrotado. En otras palabras, demasiada gente tiene tiene un pie en este mercado, que no es lo que buscan los mas avezados inversionistas.

En parte, esto es resultado del increible éxito de los llamados Fondos Negociables en el Mercado del Oro (ETF), que permite a inversionistas beneficiarse del aumento en los precios, aún cuando no posean reservas físicas del metal.

El principal de estos fondos, conocido como SPDR Gold Shares, basado en EE.UU., Japón, Singapur y Hong Kong, está valorado en US$55 mil millones.

De hecho, la popularidad de estos fondos, es, según muchos analistas, una evidencia más de que los precios responden más a la especulación que a razones fundamentales del mercado.

De manera que el cambio en la percepción, que ha llevado a que el oro sea visto como una oportunidad de inversión, es quizás la principal razón para evitar invertir recursos en este mercado. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.