Indicadores Financieros

Empresas

Cuatro estrategias de negociación .

Cuatro estrategias de negociación

El reconocido académico, coautor del método de negociación de Harvard, William Ury, estuvo dictando una charla en estrategia de negociación avanzada en un foro organizado por la Cámara de Comercio de Bogotá.

El profesor de Harvard,  William Ury, presentó estrategias para negociaciones difíciles como una forma de ayudar a los ejecutivos a desarrollar una de las habilidades esenciales para desenvolverse en el mundo de los negocios.

Punto de partida de la negociación

En su intervención Ury resaltó que el punto de partida para una negociación exitosa es enfocarse en los intereses y no en las posiciones. Esto quiere decir que para poder llegar a acuerdos satisfactorios para todas las partes es necesario comprender los por qués y las motivaciones que sustentan las exigencias o las posturas concretas frente a cierto asunto, y no en las exigencias mismas.

Esto hace posible entender profundamente a la otra parte, saber lo que la mueve y lo que realmente desea al finalizar la negociación.

Enfocarse en intereses

Una vez se tienen en cuenta los intereses, tanto los propios como los de la contraparte, e incluso los de aquellos que no están negociando pero se ven afectados, se puede abrir un proceso de negociación basado en intereses.

Aunque Ury hizo un extenso recorrido por un modelo de estrategia de negociación de dos etapas que lleven a un resultado exitoso fue enfático en algunos conceptos clave que debe practicar cualquier negociador reflexivo.

“Así como un deportista practica para ganar los Olímpicos, deberían hacerlo todos los negociadores. Generalmente, nos enfocamos solo en el resultado, pero olvidamos que para llegar a ganar en una negociación hay una técnica que se debe perfeccionar”, aseguró el profesor de Harvard.

Evitar caer en el abismo

Entre los varios conceptos que Ury presentó ante el auditorio, se destaca el del Puente de Oro. Con esta metáfora el experto aseguró que en una negociación en la que hay un abismo entre las partes, es imprescindible llevar a la otra parte hacia el punto que se quiere negociar no presionando y empujando para que acepte nuestra oferta, o para que caigan en el abismo, sino, por el contrario, construyéndoles puentes de oro, que los lleven a cruzar ese espacio y ofrezcan recompensas llamativas de acuerdo a sus intereses”. Esto se logra más fácilmente construyendo con base en las ideas del otro.

Obtener un sí

Otro de los aspectos que llamó la atención del auditorio fue su técnica para decir no y aun así obtener un sí como respuesta. De acuerdo con Ury, no es una respuesta válida que a veces no se usa asertivamente bien porque se evita, bien porque se dice sí, cuando en realidad se desea lo opuesto; o bien porque se usa de forma destructiva.

Para Ury, aunque suena contradictorio, el truco cuando se debe dar un no, es empezar con un sí, un sí a los propios intereses; después dar el no, de una forma neutra, como si nada pasara, sin descripciones y posteriormente terminar con un sí, que muestre posibilidades y alternativas al no de forma constructiva. De esta forma, será más fácil recibir una respuesta positiva de la contraparte.

El autor de Obtenga un sí. El arte de negociar sin ceder fue reiterativo en que la mayor herramienta de negociación que tiene un negociador reflexivo es saber es aprender a escuchar. “La concesión más fácil, la menos costosa, y que puede traer mayores réditos sin requerir de esfuerzos extraordinarios es oír a la contraparte. Oír para entender”, afirmó.