3 creencias por las que su mente le impide ser millonario

La manera en se programe para pensar sobre el dinero tiene una relación directa del uso que usted hace con sus ingresos. No espere mucho para liberarse de esos pensamientos negativos.

123RF 123RF

¿Sabe qué es la neuroeconomía? Pues le contamos sobre este campo de estudio interdisciplinario que busca explicar la manera en que los seres humanos tomamos las decisiones. En otras palabras, elabora teorías de cómo procesamos múltiples alternativas y además seleccionamos un curso de acción.

Parece un poco complejo, pero por su nombre se infiere que su estudio es alrededor de la conducta económica para entender de mejor forma la función del cerebro. Por eso, la neuroeconomía investiga sobre este órgano vital para examinar y complementar modelos teóricos acerca de la conducta económica. Pero esto fue solo un abrebocas porque le seguiremos hablando en otra oportunidad de este tema.

No se puede generalizar lo que pensamos del dinero, cómo actuamos frente a una platica ‘extra’, o por qué unas personas nacen pobres, pero se superan y se convierten en emprendedores, en cambio existen otras que nacieron con todas las oportunidades y malgastaron su fortuna, no pagaron sus obligaciones fiscales y terminan en la calle.

¿Por qué unos individuos tienen todo el dinero y lo gastan y por qué otras atraen el dinero? Algunos explican eso desde el contexto. Las personas que tienen mucho dinero pero lo desperdician son como el vaso pequeño que recibe mucha agua, el agua representa el dinero y el vaso es su contexto, el líquido comenzará a desbordarse por todas partes y tuvieron poco contexto para administrarlo y manejarlo. Puede que su vaso cambie un poco, pero por más loterías que ganen, por más ingresos que reciban, la plata se les escapará y dejarán ir las oportunidades.

El caso contrario es el del vaso grande, el que tiene mucho contexto y que va recibiendo dinero. Ese ingreso, por más que entre en el vaso no se irá por los lados, podrá seguir llenando y el vaso seguirá recibiendo porque lo sabe manejar. Este es el grupo de las personas millonarias, exitosas y que son buenos administradores. En este renglón están los emprendedores, millonarios, deportistas de mente ganadora y que saben que el dinero no se malgasta, se invierte.

Libérese de estas creencias 

Si es de los que recibe la prima de mitad y final de año y no sabe en qué la gasta, si recibe su sueldo y le dura dos días, si recibe más llamadas de los bancos que de un ser cercano de su familia, haga un alto en el camino. Primero, la solución puede ser declararse en insolvencia y acogerse a un proceso para recuperarse económicamente. Pero eso no va solo. Necesita hacer un ejercicio mental para liberarse de las trabas mentales que usted tiene frente al dinero. Le contamos algunas. 

  1.  “Es mejor guardar la plata bajo el colchón”: si piensa de esta manera está dejando escapar la oportunidad de invertir. El dinero bajo el colchón es arriesgarse a que unos ladrones se metan en la casa y lo dejen en la ruina. Si no le gusta dejarlo en un CDT en un banco, al menos intente invertirlo en un fondo colectivo, en un ahorro para comprar vivienda, en una fiduciaria o en una cuenta de pensiones voluntarias. Deje ese pensamiento de ‘viejito’ y busque cómo ganar rentabilidad, y prepárese. Si usted se convierte en un hábil negociante podrá poner a trabajar su dinero para su propio proyecto.
  1. “Lo que por agua viene, por agua se va”: si esta es la excusa para no hacer un presupuesto, joven la está embarrando con toda. Apresúrese a hacer ese cambio porque si no sabe en qué se gasta su ingreso, no podrá tener el control de sus egresos y no tendrá la oportunidad de ahorrar al menos un monto mínimo mensual. Recuerde que la recomendación es destinar un 70% al pago de arriendos, cuotas de tarjeta y otros gastos obligatorios y dejar el 30% para el ahorro y la inversión.

    1. “Entre más gano, más gasto”: otro error muy común entre las personas más ‘alcanzadas’ y que viven al debe. Si usted comienza a ganar $2.000.000, trate de vivir con $1.500.000 y los otros $500.000 ahórrelos. Si al año siguiente gana $2.500.000, no es que ahora corra a gastarse los primeros $2.000.000 y dejar los mismos $500.000 para el ahorro. Intente seguir viviendo con los mismos $1.500.000 y el otro $1.000.000 destínelos a su alcancía, fondo de inversión, cuenta de ahorros. Pero no se gaste todo.

Le contamos Las 6 fantasías financieras que lo hacen ver como tonto

¿Qué otras creencias tiene que le impiden ser millonario? Cuéntenos su experiencia. Le dejamos además estas recomendaciones de Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop para tener unas buenas bases de educación financiera. Estas son las pautas para seguir desde la infancia, pero usted las puede poner en práctica:

-Entregar mesada: Es importante que usted empiece a planificar sus gastos y destinen una parte del dinero al ahorro.

-Tener un objetivo: La mejor manera de empezar es marcar una meta, algo que se desee y que quiera conseguir. Con esto tendrá una motivación extra que lo animará a ir guardando dinero mes a mes.

-Comprar una alcancía o abrir una cuenta de ahorros: El objetivo es que tengan un lugar donde depositar el dinero que se quiere ahorrar. Importante evitar que saquen dinero de esta hasta que consigan llegar a su objetivo.

-Incentivar trabajos extras: Una buena forma de conseguir dinero es que pueda realizar actividades para tener una retribución simbólica por estas y ayuden en su educación del ahorro.

“Si el ejemplo empieza por casa y los hijos imitan a sus padres en sus comportamientos, esta disciplina del ahorro será exitosa. Además, tendrá un efecto muy importante: ayuda a fijar objetivos y metas y a perseverar para alcanzarlos, por ello las personas con cultura de ahorro son financieramente responsables y hacen realidad esos sueños” asegura Fabio Chavarro.

Las entidades financieras cuentan con productos destinados directamente a incentivar este ahorro en los niños, donde los más pequeños se sienten responsables financieramente hablando. Y por otro lado, estas organizaciones ofrecen cuentas en donde los padres pueden empezar a ahorrar para el futuro de sus hijos.

También le puede interesar Mitos a derribar si realmente quiere aprender a manejar el dinero

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.