Indicadores Financieros

Finanzas

Cómo vivir en un palacio y no pagar un centavo. Las dificultades económicas llevan a muchos a buscar soluciones novedosas, como cuidar casas ajenas.

Las dificultades económicas llevan a muchos a buscar soluciones novedosas, como cuidar casas ajenas.

Cómo vivir en un palacio y no pagar un centavo

¿Le gustaría pasar unas semanas en un castillo francés, luego vivir durante seis meses en una hermosa casa de playa en el Caribe y después quedarse un fin de semana en una mansión escocesa, todo sin pagar un peso?

Si usted opta por vivir en casas que requieren un cuidador temporal y la suerte lo acompaña, este sueño podría transformarse en realidad.

A medida que se encarecen los precios para arrendar un apartamento y en medio de este difícil ambiente económico, más y más personas están tratando de encontrar maneras novedosas de ahorrar dinero.

Cuidar casas ajenas -o house-sitting, como se conoce a esta actividad en inglés- está demostrando ser una alternativa cada vez más popular.

"No pago alquiler ni cuentas"

Andy Peck es director de una página de internet que hace coincidir a propietarios con posibles cuidadores.

Él dice que ha visto un incremento de 30% cada mes en el número de personas que utilizan su página. Ésta incluye desde personas que tienen una mascota y quieren irse de vacaciones hasta hombres y mujeres que buscan una forma económica de vivir.

"Para los dueños es una opción más barata que enviar a la mascota a una residencia para animales durante las vacaciones", dice.

"Para quienes quieren viajar por el mundo con un presupuesto apretado, es una buena opción. A veces, hasta resulta terapéutico cuidar una mascota".

Kristie West cuida hogares alrededor de Reino Unido. En la actualidad vive en una casa de lujo de cuatro pisos en el oeste de Londres. West estima que ha ahorrado unas 12.000 libras esterlinas (unos US$18.000) al año gracias a su actual estilo de vida.

"No pago alquiler ni cuentas. Éstas pueden ser bastante agobiantes, pues uno puede gastar fácilmente mil libras esterlinas (unos US$1.500) al mes. Así que es genial no tener esos gastos y además puedo quedarme en unos lugares hermosos", dice.

"También tengo mi propio negocio y a veces estoy muy ocupada. Así que puedo enfocarme en mi empresa sin tener que estresarme por pagar la renta".

Páginas web y agencias

Páginas como la de Peck cobran una cuota anual de membresía de alrededor de US$60, y hay agencias que cobran a los propietarios hasta el equivalente de US$78 para revisar las referencias y las solicitudes.

Jasmine Birtles, comentarista de finanzas personales, dice que utilizar una agencia puede tener sus ventajas si algo sale mal.

"Con una agencia uno tiene un organismo central. Si uno es un propietario, hay alguien con quien quejarse", dice.

"Si uno es el cuidador, también hay a quien reclamar y la agencia puede arbitrar".

"Si se hizo a través de una página gratis, depende en últimas de cada uno. Recomendaría que ambas partes firmen algún tipo de contrato".

Ella dice que hay dificultades potenciales en relación con las pólizas de seguro, por ejemplo para cubrir cualquier lesión que tenga el cuidador en la casa.

En última instancia, cuidar propiedades ajenas no es una actividad para todos los gustos. Estar pendiente de los animales requiere mucho trabajo y no todo el mundo tiene la flexibilidad de mudarse varias veces.

Pero Kristie West dice que ese estilo de vida impredecible es perfecto para sus necesidades, aunque agrega que el único lado negativo es cuando tiene que decirles adiós a las mascotas que ha estado cuidando.