Cómo sobrevivir con un sueldo en una relación de pareja

No importa el monto, tampoco si el que trabaja es el hombre o la mujer, lo imprescindible es que quien se quede en casa ayude a administrar eficientemente el dinero.

SXC: Aunque no hay estadísticas, son muchas las parejas que viven con un salario. SXC: Aunque no hay estadísticas, son muchas las parejas que viven con un salario.

Mantener un hogar con un salario mínimo es casi imposible y si la base de ingresos es más alta, también habrá dificultades.

Pese a que la cantidad de dinero que ingresa a un matrimonio sin hijos es definitiva para organizar un plan de gastos y para que la plata alcance, lo que finalmente prima es la habilidad y la disciplina financiera.

La administradora, Sonia Sánchez, experta en el manejo de las finanzas familiares, da una serie de pautas para lograr equilibrio financiero cuando alguno de los dos debe quedarse en casa porque no logra despegar laboralmente.

Planear hasta el cansancio

Para los que viven de un solo sueldo no es una opción, es indispensable planear porque les ayuda a gastar menos de lo que gana el que trabaja.

Es recomendable planear los gastos grandes que son aquellos como la compra de electrodomésticos, pues los antojos no pueden ser el motivador para adquirirlos, sino la necesidad de tenerlos.

Inteligencia en las compras y los servicios

La creatividad es ahorro a la hora de cubrir una necesidad, por lo que es indispensable comprar productos de empaques sencillos. Evite el vidrio porque es más caro, fíjese en la fecha de vencimiento de los alimentos y realice el mercado sin una lista. Sobra decir que como uno de los dos estará libre podrá comparar precios con mayor tranquilidad.

Leer los manuales de ahorro de servicios que abundan en páginas de finanzas. Como uno de los dos estará en casa, adquirir el hábito de la lectura es una buena alternativa para prepararse y crecer intelectualmente.

No a los créditos innecesarios

Evite usar las tarjetas porque son caras y hacen sentir que se tiene más de lo que se gana y en realidad no son necesarias cuando se establece la cultura de la planeación financiera. Si tienen deudas, nunca usen tarjetas.

Estudien

Aprendan de finanzas, no hace falta una maestría, ni un diplomado, sino aprender conceptos tan básicos como presupuesto, intereses o cómo manejar los créditos.

Y si surgen problemas…

Deben comunicarse y estar de acuerdo. Sin esto, el barco no avanza, empieza a dar vueltas y se hunde. Conozcan sus metas, prioridades y encuentren acuerdos, ideas y cariño en el proceso.


                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.