Calcule su edad financiera

por Marcela Villamil Kiewu

Contestando estas nueve preguntas podrá saber si su edad financiera está de acuerdo con la etapa de la vida por la que está pasando. Lo ideal es que a medida que pasan los años, su madurez financiera crezca, para no tener problemas al momento de su retiro.

Archivo Semana Archivo Semana

En una hoja de papel, vaya anotando las respuestas a las siguientes preguntas. Ellas le darán una guía de dónde está financieramente y hacia donde debe apuntar para alcanzar la tranquilidad económica.

1.   ¿Cómo están sus cuentas normalmente?

a.   No tengo idea, nunca pienso en eso.
b.   Todo lo que me ingresa, lo debo.
c.   Tengo que utilizar sobregiro algunas veces.
d.   Siempre tengo dinero.

2.   ¿Tiene algunos ahorros?

a.   No, encuentro muy difícil hacerlo.
b.   Si, pero probablemente menos de un mes de gastos.
c.   Si, tengo un fondo de ahorro equivalente a 6 meses de gastos.
d.   Si, tengo un fondo de ahorro equivalente a un año de gastos o más.

3.   ¿Tiene tarjeta de crédito?

a.   No, no he podido acceder a una.
b.   Si, trato de no pensar en lo que gasto y realizo siempre el pago mínimo.
c.   Si, siempre pago todo a una cuota
d.   Si, pero trato de no utilizarla.

4.   ¿Tiene un crédito hipotecario?

a.   No, vivo con mis padres.
b.   No, vivo en arriendo.
c.   Si
d.   No, tengo casa propia.

5.   ¿Tiene otras deudas?

a.   Si, pero no se cuánto debo en total y prefiero no pensar en eso.
b.   Si, pero no tengo la capacidad de pagarlas totalmente ahora, se que en el futuro debo hacerlo.
c.   Si, pero estas son mínimas y tengo un plan para pagarlas
d.   No.

6.   ¿Hace algún ahorro para su pensión?

a.   No y no es prioridad en este momento.
b.   No, pero voy a empezar a hacerlo.
c.   Si, contribuyo para mi pensión en el futuro.
d.   Si, tengo mi propia pensión en este momento.

7.   ¿Ha hecho algún testamento?

a.   No, nunca he pensado en eso.
b.   No, no creo que sea necesario ahora, pero si en el futuro.
c.   Si y me aseguro de actualizarlo cada vez que sea necesario.
d.   Si, hace muchos años.

8.   ¿Tiene alguna protección financiera?

a.   No, no creo que sea necesario.
b.   No, pero si quiero y no se cuál es la que necesito.
c.   Si, tomo ciertas medidas para protegerme.
d.   Si, aseguro todos mis activos financieros.

9.   ¿Tiene un presupuesto de ingresos y gastos?

a.   ¿Qué es un presupuesto?
b.   No, tiendo a ser impulsivo y compro las cosas cuando me gustan.
c.   Si, pero a menudo termino gastando más de lo que tenía planeado.
d.   Si, primero me aseguro de cuánto puedo gastar antes de ir a comprar.
Respuestas:

Por cada respuesta “a” que haya contestado, sume 1 punto; por cada “b”, 2 puntos; por cada “c”, 3 puntos; y por cada “d”, 4 puntos.

Si la suma total está entre 9 y 18 puntos, su edad financiera está entre los 19 y 30 años.

A usted es de los que les gusta que las cosas pasen inmediatamente y que vivir el presente sea más interesante que pensar en planear su futuro. A usted le gusta disfrutar las cosas sin importar el costo. Si es así, es el momento perfecto para empezar a desarrollar el sentido de responsabilidad financiera para no tener problemas en el largo plazo.

En esta instancia comenzará a tener sus primeros trabajos, sus primeros ingresos distintos a las mesadas que le entregaban sus padres. Estos ingresos crecerán aceleradamente y usted empezará a aportar a su hogar. Será un profesional y estará pensando en una especialización o maestría.

Haga que su carrera profesional sea su principal activo y empiece a organizar un presupuesto, pues serán las principales herramientas para conseguir sus objetivos en el largo plazo.

Si la suma total está entre 19 y 27 puntos, su edad financiera está entre los 31 y 45 años.

Es la etapa de mayor productividad de la vida. Aquí los ingresos crecen con mayor aceleración, al igual que sus gastos y su familia. Pero, su actitud hacia el dinero y las decisiones financieras es más responsable, lo que permite que consolide sus grandes metas como el pago total de su hipoteca y de la mayoría de deudas.

En esta etapa es crucial que ya tenga un plan de retiro, trate de realizar aportes voluntarios pues ya identificó la cuota que debería pagar para retirarse con una pensión acorde al estilo de vida que quiere llevar en su vejez.

Lo más probable es que ya tenga que pagar impuestos. Por lo tanto, si usted no es contador tendrá ya uno de confianza que le colaborará, pagándole sus respectivos honorarios para que le lleve sus cuentas de acuerdo con la ley.

Si la suma total está entre 28 y 35 puntos, su edad financiera está entre los 40 y 57 años.

Esta es una etapa de consolidación en la cual la curva de desempeño ya ha alcanzado la cima. Sus prioridades personales en este momento cambian y con ellas las financieras. Por eso la importancia de mantener en constante monitoreo su plan de retiro y mantener sus ahorros en vehículos de inversión cada vez  más seguros. Ya no tendrá el tiempo para esperar a recuperar una disminución en sus ahorros.

Por lo tanto, recuerde que en su plan de retiro, usted tendrá ahorrado una cantidad que le permitiría gozar de una pensión del 50% o 60% del valor de su último ingreso. Así mismo, es momento de pensar en realizar planes de sucesión en caso de fatalidad.

Si la suma total es 36 puntos, su edad financiera es más de 57 años.

En este momento, usted ya debió haber alcanzado la madurez financiera. Los años pasan y se avecina el retiro, pero como usted hizo una eficaz planeación financiera y acumuló lo suficiente, usted lo recibirá con alegría, no tendrá que preocuparse.

En esta etapa ya debe contar con todos los activos esenciales y suntuarios necesarios para mantener su calidad de vida, empieza a perseguir intereses que ya no son tan tangibles sino más espirituales.

En cuanto a sus seguros, los actualizará y definirá como beneficiario a su cónyuge, sus hijos hace tiempo que cuentan con sus propios seguros y no necesitan del suyo. Hasta ahora ha estado acumulando la renta de sus inversiones, su preocupación será entonces administrarla y mantenerla. Desde el punto de vista financiero ya podría retirarse y vivir confortablemente de la renta que atesoró.

Si ha seguido todas las etapas financieras y personales como se debe, siéntase tranquilo pues usted se lo ha ganado, ha trabajado duro y ha sabido acumular inteligentemente para su retiro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.