¿Cuánto le cuesta tener un (o una) amante?

por Katherinn Cuervo

Finanzas Personales se dio a la tarea de hacer las cuentas para determinar qué tan costoso le pueden salir los gasticos en otra persona que no es su pareja.

123RF 123RF

El amante, la querida, el mozo o el tinieblo, es como suelen llamar socialmente a esa persona que tiene, por lo general, una relación sexual con alguien que ya está comprometido. Aunque en algunas ocasiones, esa otra persona ni siquiera se da por enterado que es la o el amante.

Tener o ser amante es algo que no se cuenta porque es una figura oscura, es algo que no es aceptado por los demás. Es un vínculo secreto, es una relación clandestina que se vive entre dos a escondidas, lo que lo hace más placentero y prohibido para quienes deciden mantenerlo.

Hay quienes disfrutan cualquiera de los dos roles, incluso existen personas que a menudo buscan tener un goce sexual fuera de la unión marital porque sienten adrenalina y les parece divertido, otros sin embargo, han aceptado haber puesto “los cachos” por un error, por un desliz o por una subida de copas.

FP recomienda: Top 5 de objetos sexuales que más compran los colombianos

Lo cierto es que quien se mete en la ‘vaca loca’ de engañar a su pareja, tiene que tener la capacidad y la sagacidad para que no lo “pillen”. Y es que, para encontrar una amante y además lograr mantenerla se necesita ser cuidadoso en todos sus movimientos, es más si busca por internet, podrá encontrar tips para conseguirlo cómo elegir una hora para ser infiel sin que afecte su rutina, comunicarse con el amante fuera de la casa, pagar en efectivo y no con tarjeta crédito, mantenerse alejado de las redes sociales, no exhibir al “otro” o a la “otra”, no contarle a nadie, dejarle las cosas claras a la amante y no cambiar con la pareja en ningún aspecto.

Qué dicen las cifras

Se cree que los hombres son mucho más infieles que las mujeres. Sin embargo, un estudio hecho por la Universidad de Indiana, en Bloomington publicado por Semana.com demostró en una investigación con alrededor de 900 participantes que la brecha entre ambos sexos cada vez es menor, pues en los resultados de las encuestas, se encontró que el 19% son ellas las infieles, frente al 23% de los hombres.

Además, el estudio también reveló que la tecnología ha propiciado en estos tiempos un espacio perfecto para promover este tipo de relaciones, porque se encontró que muchos usuarios usaban esta red para revivir viejos amores, seducir a amigos o buscar aventuras con nuevas personas. Es más, en estas posibilidades digitales algunos han encontrado la oportunidad de negocio, por lo que hoy usted podrá encontrar aplicaciones como Tinder, Ashley Madison o Illicit Enconunters para encontrar a alguien interesado en tener una experiencia diferente.

El presupuesto

Tener una experiencia sexual, apasionada y prohibida, ya sea de una sola noche o de toda la vida cuesta y no nos referimos únicamente al esfuerzo que tenga que hacer por conquistar a alguien, todo lo contrario, hablamos del dinero que tiene que tener en el bolsillo para que esa relación no se le caiga, porque al amante no se le lleva a la casa ni se le presenta a los papás; al amante se le tiene contento y no solo con sexo.

También puede leer: Un noviazgo en el trabajo, ¿un problema para usted o para la empresa?

Por esto, Finanzas Personales le hace las cuentas para que usted lo piense dos veces o por lo menos haga un muy buen presupuesto para que sus responsabilidades no se vean afectadas o sus gastos se incrementen demasiado. Para mostrarle las cuentas, partimos del relato de Fernando*, quien nos cuenta su experiencia cuando tuvo un amante de apenas unas semanas en la que gastó aproximadamente $400.000.

Él llevaba seis años con su novia cuando conoció a otra mujer a quien llamaremos Carolina* y una noche que peleó con su novia fue que empezó una relación con ella. Una salida de tragos y apenas unos besos. Pero dos días después hubo una noche de pasión. “Fue un desliz” dice él, sin embargo estuvo “rico,” porque desde hace un muy buen tiempo que no estaba con otra persona.

Fernando comenta además que “se gasta más con la moza porque con ella no se hacen planes de casa, por lo que uno se ve obligado a salir y hacer planes por fuera”. Además en la etapa de cortejo uno inclusive llega a decir “tranquila, yo gasto”. La persona cuando sabe que es amante, es exigente, no le da pena pedir  y casi nunca gasta porque siempre es invitado.

Los costos en negrita no se sumaron en el total

Cine (comida y boletos de entrada):       $      50.000

Bares (cover y trago):                              $     100.000

Taxi:                                                         $     20.000

Gasolina :                                                  $      60.000

Restaurantes (una cena)                           $      70.000

Motel (el rato) :                                         $    120.000

Regalos (vestuario, zapatos, joyas)         $    100.000

Condones (una caja de 3UND:                  $     13.000

Viaje (tiquetes, hospedaje y diversión)

Cartagena:                                                 $  1.000.000

Villa de Leyva:                                         $   600.000

Melgar:                                                      $   310.000

Dinero (cuando piden):                              $     100.000

                   TOTAL APROXIMADO :     $  1.613.000

*Tanto hombres como mujeres pueden gastar este dinero con un amante. Los valores son aproximados para una persona de clase media y son gastos que se irían en un día. Tenga en cuenta que los costos se pueden incrementar de acuerdo a los regalos que usted dé y  los lugares donde vaya.

Para saber sobre costos de moteles: ¿Cuánto le cuesta “motelear”?

Y, si insiste en tener un amante, lo mejor será que por lo menos sea discreto y no le pase lo que le sucedió a esta persona al  salir de un motel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.