Aprenda qué hacer cuando cae la bolsa

No salga desesperado a liquidar su portafolio. Tenga en cuenta que las acciones y los bonos siguen pagando sus dividendos e intereses. Si está muy expuesto, pasé el 10% ó 20% de sus acciones a renta fija. Invierta en empresas como Ecopetrol, Bancolombia y Cemargos.

Foto: Archivo Semana. Si la inversión es de 2 ó 3 años, la capacidad de invertir en activos más riesgosos es mayor. Cuando el horizonte es corto la opción más viable es la renta fija. Foto: Archivo Semana. Si la inversión es de 2 ó 3 años, la capacidad de invertir en activos más riesgosos es mayor. Cuando el horizonte es corto la opción más viable es la renta fija.

Es muy probable que los mercados continúen volátiles como consecuencia de la incertidumbre provocada tanto por la situación de la Unión Europea, como por las elecciones presidenciales. “El mercado está esperando el próximo 19 de mayo para saber si Grecia va a cumplir con el pago de 9.000 millones de euros por el vencimiento de sus deudas” dice Carlos Ramos, analista Macro de Interbolsa. Por su parte, los períodos de elección siempre traen volatilidad. 

Daniel Velandia, Director de Análisis Económico de Correval, señala que la volatilidad el mercado accionario se mantendrá en el corto plazo y en el segundo semestre se recuperará. “Al cierre del año las acciones de las empresas seguirán subiendo y habrá valorización”.

Otros analistas no son tan optimistas. Juan Esteban Sánchez, asesor de banca de inversión, afirma que “el índice de la bolsa ha alcanzado niveles históricamente altos y los precios están sobrevalorados, ya no tienen como subir más con un PIB del 3% y una inflación del 2%”. Finanzaspersonales.com.co consultó a expertos para saber qué deben hacer los inversionistas en un momento de volatilidad como el actual.  
Qué hacer hoy  
 “La tendencia en el largo plazo demuestra que las  acciones son más rentables que los bonos, y que es mejor invertir en bonos que tener dinero en efectivo. ¿Puede usted citar un período de 20 años en los últimos 100 años dónde esto no haya pasado? Desafortunadamente, esto es algo que las personas olvidan tan pronto como las cosas en el mercado se ponen feas. La gente se olvidó de esta premisa en 1974,1987, 2002 y 2008”, dice Richard Ferri, CEO de Portfolio Solutions, una reconocida banca de inversión en Estados Unidos, en su columna en Forbes. 
Si bien las acciones son las más volátiles, al final generan valores positivos para el inversionista, dice Daniel Velandia. El problema es que en momentos de estrés los accionistas salen a vender, perdiéndose la recuperación de los precios. Por eso, hay que aguantar la presión psicológica de los momentos de volatilidad para no perder mucho dinero. Los períodos de estrés no son buenos para hacer un rebalanceo.

Por ejemplo, el 19 de octubre de 1987, fatídico crash de las bolsas del mundo, conocido como lunes negro, S&P 500 bajó más del 20,47%. Sin embargo, esta caída no afectó la valorización de año. Al finalizar 1987, el índice había crecido 2,03%.  
Tenga presente que los precios de cotización no son los únicos ingresos que reciben los inversionistas. En momentos de pánico, las acciones continúan pagando sus dividendos y los bonos sus intereses. “Cuando sus gastos anuales pueden ser cubiertos por los flujos de efectivo de los dividendos e intereses, es más fácil maniobrar en un mercado en caída”, afirma Ferri.

Si el horizonte de inversión es de más de un año no se deben liquidar las acciones, es mejor esperar la recuperación de las bolsas. Ser paciente y esperar que el precio de las acciones suba. En caso en que el inversionista este realizando negociaciones en el mercado intradía, la recomendación es respetar su take profit y su stop loss, dice Ramos.

Un buen operador del mercado debe tener clara su estrategia de negociación. Hay que establecer límites para saber cuántas pérdidas está dispuesto asumir (stop loss) en tiempos de caída  y cuánto es lo máximo que quiere ganar (take profit) cuando sube el mercado.    
Si a pesar de lo anterior, siente que su exposición al riesgo es muy alta y tiene la necesidad de reducirla, mueva su portafolio. En estos casos, Daniel Santos, Director de Investigaciones Económicas de Serfinco, recomienda trasladar entre el 10% y el 20% de acciones a renta fija. Por ejemplo, si usted tiene 90% en acciones, baje al 80%. Este porcentaje es suficiente para reducir el nerviosismo del cliente mientras el mercado de acciones se recupera.  
A la hora de invertir

El consejo general es definir su perfil de riesgo. Puede ser conservador, moderado o arriesgado, dependiendo de su capacidad para soportar pérdidas de capital. Los jóvenes pueden ser más agresivos, conservar sus acciones y aguantar más la volatilidad del mercado. Las personas  que tienen recursos en fondos de pensiones voluntarias a menos de 5 años de pensionarse, deben tener un portafolio con una alta proporción de renta fija y con acciones sólidas, así su rentabilidad sea menor.

Es clave tener un portafolio diversificado, tener siempre algo de renta fija.
La diversificación geográfica también es importante. La recomendación de Serfinco es invertir en empresas y sectores de países emergentes y Estados Unidos por ahora mientras las cosas se calman. Las inversiones en Euro o en Europa no son una buena opción. La rentabilidad no da en este momento.

Al invertir vale la pena definir el horizonte de la inversión, que depende de las necesidades de liquidez. “Si la inversión es de 2 ó 3 años, la capacidad de invertir en activos más riesgosos es mayor. Cuando el horizonte es corto la opción más viable es la renta fija”, dice Velandia.

Independientemente si el mercado es volátil o no, vale la pena adquirir empresas sólidas que generen valor en el largo plazo. Más importante que la información en pantalla sobre las caídas o subidas del precio de la acción, son los fundamentales de las empresas: cómo está por dentro. Sus estados financieros dicen más.
La información es básica. Hay que estar pendientes de las noticias y los anuncios que puedan afectar cada una de las inversiones, así como de las perspectivas de crecimiento de los distintos sectores económicos y la situación macroeconómica. Las empresas colombianas que por su solidez pueden experimentar una valorización interesante son ISA, Cemargos, Ecopetrol, Bancolombia y Pacific Rubiales, dice Velandia.
El dinero siempre será el rey y la información la reina, dice de manera metafórica Juan Esteban. Tener dinero disponible sirve para comprar barato acciones de empresas sólidas. Sin embargo, hay que ser precavido porque cuando los momentos de volatilidad son producto de la ruptura de una burbuja, los precios pueden seguir cayendo. En esos casos es mejor quedarse quieto.

Por último, “las acciones especulativas no deben ser contempladas como una opción. La especulación sólo debe ser hecha por profesionales”, señala Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.