Alístese para las TTV en acciones

Las operaciones de Transferencia Temporal de Valores están próximas a entrar al mercado, inicialmente serán puestas en marcha para el mercado de acciones. Lo más importante de esto es que el mercado tendrá la oportunidad de realizar ventas en corto. Para que el tema no lo tome por sorpresa el siguiente artículo será de utilidad.

El sistema de negociación de acciones X-Stream, pronto tendrá en la pantalla una nueva rueda de negociación que se usará para realizar estas operaciones. El sistema de negociación de acciones X-Stream, pronto tendrá en la pantalla una nueva rueda de negociación que se usará para realizar estas operaciones.

Las operaciones de Transferencia Temporal de Valores son aquellas en las que una parte -el Originador-, transfiere la propiedad de unos valores –el objeto de la operación- a la otra -el Receptor-, con el acuerdo de devolverlos en la misma fecha o en una fecha posterior, que no puede exceder de un año. (Ver artículo: Transferencia Temporal de Valores en el 2010).


El sistema de negociación de acciones X-Stream, pronto tendrá en la pantalla una nueva rueda de negociación que se usará para realizar estas operaciones.

La importancia de la entrada de estas operaciones está en que las operaciones TTV podrán soportar el cumplimiento de una o varias operaciones de venta en corto. De la misma manera, una venta en corto podrá ser soportada por una o varias operaciones TTV.

Las ventas en corto a nivel mundial son importantes para la diversificación de portafolios, la formación eficiente de precios, la estructuración de nuevos productos y mayor liquidez en el mercado.

Las ventas en corto

El objetivo de la venta en corto es vender un activo, así no lo tenga en su portafolio, en un momento inicial de tiempo y cuando su precio cae, comprarlo más barato y así obtener utilidades.

Para poder realizar una venta en corto, como no tiene el activo, debe realizar al mismo tiempo una operación de TTV, para que en el cumplimiento de la operación el inversionista tenga el activo.

Por qué son importantes

Con esta operación se pueden construir portafolios diversificados, que permiten a los inversionistas minimizar los riesgos y las pérdidas en los activos que bajan de precio. De esta manera, durante las épocas en que los activos se desvalorizan, los portafolios van a estar menos vulnerables a las pérdidas generadas por las crisis en los mercados.

Algunos estudios hechos a nivel internacional concluyen que las ventas en corto son importante para hacer más eficiente los mercados bursátiles y que al contrario de lo que piensan muchos no generan distorsiones negativas en los mercados.

En el largo plazo las ventas en corto pueden predecir anuncios de ganancia negativos de una empresa o pérdida de valor de un activo, es la conclusión del documento “Can Short-sellers Predict Returns? Daily Evidence”, de la escuela de negocios de la Universidad de Ohio.

Así mismo existe la hipótesis de que los principales vendedores en corto poseen información importante, y sus operaciones ayudan a que la formación de precios sea más eficaz, esto según el estudio realizado en 2007, ¿Qué cortos están al día?, por Ekkehart Boehmer y Charles M. Jones y Zhang Xiaoyan, de la Universidad de Chicago.

En el largo plazo, cuando el mercado está en crisis y los activos están perdiendo precio, la incapacidad de venta en corto lo que hace es que el mercado disminuya más, porque los inversionistas al no poder cubrir sus portafolios salen a vender todos los activos en medio de los temores de una mayor pérdida de valor.

Adicionalmente, las ventas en corto les da a los operadores del mercado la oportunidad de crear productos nuevos, como índices, fondos de valores, notas estructuradas, entre otros.

Cuándo vender en corto

La mayoría de inversionistas por naturaleza al pensar en acciones piensan en comprar, el pensamiento tradicional es que los activos ganan valor con el tiempo. Por lo tanto, pensar en apostarle a la caída del precio de un activo va en contra del proceso de inversión normal.

Sin embargo, hay que tener algunas señales de cuándo se debe realizar este tipo de operaciones, pues tienen los mismos riesgos asociados a la compra de activos, solamente que el riesgo en este caso es que se suba el precio.

Algunas de las señales que le indican que es un buen momento para realizar una venta en corto son:

· Cuando los socios mayoritarios o ejecutivos importantes de las empresas y sectores a los que pertenecen las acciones o los activos, empiecen a realizar ventas. Ya sea ventas definitivas o en corto.


· Cuando las perspectivas en la industria puedan afectar de manera negativa los flujos de las empresas en el caso de acciones y los precios de los activos.


· Cuando el análisis fundamental de los activos se deteriore, por ejemplo que haya caída en las ventas, aumento de los inventarios, aumento de las cuentas por cobrar de las empresas. Los indicadores que afecten directamente el flujo de caja futuro de las compañías.


· Cuando los reportes de ganancias que realizan las empresas, en el caso de las acciones, sean menores a los esperados y mucho más importante que las proyecciones de ingresos no muestren crecimiento. (Ver artículo: Cómo apostarle a los anuncios de ganancias en Wall Street).

 

· Cuando las calificaciones hechas por los analistas disminuyan levemente, argumentándose en señales de análisis técnico o fundamental que puedan afectar realmente el precio del activo.


· Cuando los patrones de análisis técnico, como promedios móviles, osciladores, formaciones de velas, confirmen que van a haber desvalorizaciones en los activos.


· Adelantarse al mercado y ver los activos que ya han estado perdiendo valor y mirar otros que puedan llegar a afectarse, ya sea porque hacen parte de la cadena productiva o porque son bienes complementarios, sustitutos, entre otros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.